« Volver

Trucos para preparar y servir la comida sin perder el control

Ene 10, 2018

Cuántas veces nos ha pasado que un olor exquisito o una presentación atractiva, han puesto en marcha nuestro interés por comer cuando previamente no habíamos percibido sensación de hambre. Esto es debido a que todos somos sensibles a los estímulos visuales y olfativos de las comidas, especialmente de aquellas que más nos agradan.

Es por ello que, la forma en que nos organicemos para preparar las comidas, las técnicas que utilicemos para servirlas y el lugar y modo en que se almacenen los alimentos, influirán en gran medida en nuestro comportamiento.

Os vamos a sugerir algunos trucos que ayudarán a mantener el control y la mesura en todos estos aspectos, sobre todo cuando se está siguiendo un plan orientado a la pérdida de peso:

Esconda los alimentos ricos en calorías. Lo ideal es no comprar alimentos muy calóricos para no caer en la tentación, pero si en su casa dispone de este tipo de productos (para otros integrantes de la familia, para visitas, etc.) procure ponerlos donde no los pueda ver. Ya sabe: “ojos que no ven..,“.  Guarde las galletas o los frutos secos en un estante alto y detrás de algunos frascos, esconda el bote de helado debajo de otros productos congelados y mantenga las golosinas en recipientes opacos que no le permitan descubrirlas al primer vistazo cuando abra la puerta del armario. Poner algún tipo de obstáculo entre usted y el alimento detiene el proceso de la alimentación automática y le da tiempo a cambiar de idea.

Racione las comidas: Una buena táctica para comer lo que se necesita consiste en cocinar con antelación una mayor cantidad de comida. Se preparan las raciones determinadas en recipientes individuales y se congelan. Cuando vaya a comer, descongele su ración predeterminada y así no se verá tentado a repetir. Lo mismo puede hacer con los restos de comida: o los congela o los tira, pero no los coma a la fuerza para que no sobre. Esto ayudará también a la organización y a evitar las improvisaciones que habitualmente conducen a una peor selección de alimentos.

No ponga las bandejas de comida en la mesa: Procure servirse la ración de comida y retire la bandeja de la mesa. Tener los alimentos a mano constituye un problema.  Si las fuentes de comida se encuentran en la cocina o en otra habitación, tendrá tiempo para reflexionar si quiere comer más.

Sirva y coma una ración cada vez: Prepárese y sírvase sólo una ración de alimentos. Si quiere dos tostadas o dos yogures, prepare uno y cómalo antes de ir a por el otro. Esta es una manera de interrumpir la alimentación automática y de aprender a diferenciar la sensación de hambre de las ganas de comer.

Intente no ser siempre quien prepare y sirva la comida: Estar en contacto con la comida continuamente es una desventaja. Si además de comprar y cocinar, tiene que servir y recoger, parecerá el guardián de los alimentos de su casa y eso es complicado si el objetivo es reducir cantidades. Intente que los demás miembros de su familia se preparen los desayunos, meriendas y sirvan o recojan la mesa, para que pueda estar más alejado de los alimentos.

No coma mientras ve la televisión: Ver la televisión mientras se come es una manera de ingerir de forma incontrolada mayor cantidad de alimentos. Procure, al menos, tener sobre la mesa única y exclusivamente la ración de comida que le corresponde.

Coma despacio: No coma deprisa como si la comida se fuera a escapar del plato. Las señales de saciedad que se producen en el estómago tardan de 20 a 30 minutos desde que se ha comenzado a comer, si usted come muy deprisa, podrá tomar mucha cantidad antes de que a su cerebro le lleguen esas señales.

Tenga a mano tentempiés saludables: Cuando perciba sensación de hambre, tenga preparado alimentos con bajo aporte energético: zanahorias, apio, manzana, zumo de tomate, yogur desnatado, etc., la falta de disponibilidad de estos alimentos nos lleva muchas veces a consumir alimentos rápidos y calóricos y sin siquiera tener el deseo de consumirlos.

Estos pequeños trucos nos ayudarán a controlar a nuestros sentidos.

Servir.jpg?mtime=20161124063839#asset:35

Dra. Viviana Loria Kohen