« Volver

Evita lesiones en natación

Jul 5, 2017

Durante el año son muchas las personas que practican natación, pero es con la llegada del verano y del calor cuando aumenta el número de gente que aprovecha para comenzar a nadar.

Es poco habitual lesionarse al nadar, ya que, al no ser un deporte de impacto disminuye el riesgo tener alguna lesión, pero también es cierto que al ser un deporte cíclico, donde repetimos muchas veces un mismo gesto, hace que debas de tener algunas precauciones.

Tanto si ya acostumbras a nadar , tanto como si te gustaría comenzar a hacerlo ahora, te animamos a que lo hagas. Es un deporte fantástico y muy completo, te vamos a decir cuáles son las lesiones más comunes al practicarlo, porqué se producen y cómo puedes evitarlo para que lo disfrutes con toda tranquilidad.

Las lesiones más comunes en natación son:

Dolor de hombro:

Por qué: al realizar muchas veces el movimiento de brazadas, especialmente en el estilo de crol y mariposa, hace que las estructuras articulares estén sometidas a un continuo rozamiento y esto puede provocar inflamación de los tendones y como consecuencia, tendinitis en el manguito de los rotadores.

Como evitarlo:

  • Intenta hacer un buen calentamiento.
  • Programa de manera progresiva tu entrenamiento y ve aumentando la carga según mejoras tu nivel físico.
  • No nades siempre con el mismo estilo, puedes ir combinándolo con otro o
    incluso cuando lleves unos cuantos largos lo puedes alternar con
    ejercicios de patada de diferentes estilos.
  • Estira cuando termines tu entrenamiento.

Dolor cervical

Por qué: si ya tienes dolor cervical, el estilo de braza o incluso el crol pueden acentuar tus molestias, incluso si no tienes dolores y tú estilo nadando no es muy depurado puede provocarte la aparición de dolor cervical.

Como evitarlo:

  • Intenta ir mejorando poco a poco tu estilo.
  • Si ya tienes dolor cervical evita el estilo de braza.
  • Puedes nadar con tubo “snorkel”, así podrás nadar sin tener que mover
    la cabeza para respirar fuera del agua y tu zona cervical estará
    perfectamente alineada mientras nadas.

Dolor lumbar:

Por qué: al nadar boca abajo, si no tienes una
fuerte musculatura abdominal y lumbar, puede hacer que tu espalda se
curve demasiado en la zona lumbar provocando molestias en esta zona. El
estilo de braza en concreto, obliga a adoptar a la columna una posición
muy forzada, en el caso de tener ya algún problema lumbar o de cómo
hemos mencionado anteriormente, no tener la espalda fuerte, ten cuidado
con esto.

Como evitarlo:

  • Fortalece tu musculatura abdominal y lumbar.
  • Evita la braza si tienes molestias lumbares.
  • Puedes usar un churro de natación, colócatelo entre tu cuerpo y el
    agua a la altura de la cintura, así evitaras que tu columna se curve en
    exceso.
  • Usa el churro para ir sentado sobre él, como si fueses a caballito,
    mantente sentado con la espalda recta y realiza el movimiento de brazada
    del estilo de braza, lo puedes hacer hacia delante para ir y hacia
    atrás al volver.

Rodilla de bracista:

Por qué: la patada de la braza es bastante
enérgica con un movimiento un tanto violento en el que las rodillas se
extienden y las piernas se rotan. Este movimiento puede provocar una
distensión del ligamento lateral interno, tendinitis o lesiones de
menisco.

Como evitarlo:

  • Fortalece tus piernas con ejercicios complementarios en el gimnasio o en tu casa.
  • No abuses de este movimiento en exceso y combínalo con otra patada, por ejemplo la de braza.

Ahora que ya tienes la información completa, adelante, anímate a disfrutar con la natación, además de refrescarte te ayudara a ponerte en forma.

Nadar.jpg?mtime=20161124084132#asset:351

Por Miguel Rojo, Director en ENTRENAENGRUPO.COM